Uso del aire acondicionado eficientemente

Aire acondicionado eficiente en tu coche

La climatización del coche es un punto clave a tener en cuenta en estos meses de calor, sobretodo en el sur de España. Se puede aumentar la eficiencia energética del motor, utilizando el climatizador de forma inteligente.

Os dejamos con un post, el cuál nos explica las diferencias entre la climatización de nuestro vehículo y algunas claves.

Refrigeración

La refrigeración de un vehículo puede hacer uso del aire acondicionado, que tiene un comportamiento parecido al de las neveras. La pega de este sistema es que aumenta el trabajo del motor porque tiene que utilizar el compresor y por lo tanto se incrementa el consumo. ¿Cómo se puede evitar?

Es sencillo, siempre que el coche lo permita, hay que aprovechar el aire del exterior utilizando el ventilador eléctrico sin activar el aire acondicionado. Esto hará que se refresque el interior del vehículo con un consumo mínimo.

Temperatura deseada

¿Cuál es la temperatura ideal que se debe mantener dentro del coche? Se recomienda una temperatura de entre 21 y 26 grados. Hay que evitar el frío o el calor extremo porque pueden resultar incómodos y producir somnolencia entre otras cosas.

En invierno, si tienes mucho frío puedes poner una temperatura alta en el climatizador manual y utilizar el ventilador a una potencia baja o desactivarlo, así entra aire caliente pero se consume menos. Además en esta época, el aire acondicionado ayuda a deshumidificar el aire y es un gran aliado contra el vaho.

También hay que acordarse de que aunque haga mucho frío es poco recomendable ponerse el abrigo para viajar. Es mejor pasar frío unos minutos. ¿Y esto por qué? Porque cuanto más pegado al cuerpo, más seguridad ofrece el cinturón.

 Aprende más

En verano, a diferencia de la circulación por vías urbanas, en carretera, es mejor cerrar las ventanillas, ya que se puede modificar la aerodinámica del coche y frenarlo. Algo que provoca un aumento del consumo de energía mayor que el del climatizador.

                                                                        aire